Destino: Valle Morín


Valle Morín es un pequeño poblado en el que se encuentran una de las cascadas más grande de Venezuela. Allí me fui con un grupo como parte de mi labor en la revista de turismo en que trabajo. Eso ocurrió el sábado.
El viernes previo, me habían aclarado que tenía que cruzar como veinte ríos que me llegarían hasta la cintura y que serían tres horas de camino de ida, más tres de regreso. No todo fue cierto.
Cuando llegamos al pueblito me percaté que era muy pequeño, con muy pocas casas (como seis) Había mucha vegetación y un río que pasaba por todas partes. Todo tan verde. Me pareció bonito. Eso hasta que me di cuenta que no tenían cobertura para ninguna operadora celular. Pensé que era terrible, pero que sobreviviría unas horas.
Comenzamos el recorrido hacia las cataratas. Mientras más caminábamos por un sendero estrecho que nos obligaba a andar en línea fila, nos cansábamos. La vegetación era tan alta que no se podía ver mucho el camino adelante.
Claro que no estábamos tan perdidos porque nos acompañaba un guía turístico. Era un muchacho de diecisiete años que vivía en el lugar. Nos confesó que él hacía todo el recorrido en una hora y media (ni Chuck Norris lo haría mejor)
Yo era el último en la fila, lo que me hizo pensar que si estuviera en una película de terror sería el primero en morir. El que camina de último siempre es el que es asesinado por el monstruo vengativo. Pero eso no sólo era desvariar demasiado, sino que no era posible que alguien hiciera una película con un argumento tan malo: seis personas buscando una catarata son asesinadas. Aunque nunca lo descartaría. La imaginación de los escritores de películas está en plena sequía últimamente.
Continuando, cada vez que le preguntábamos al guía cuánto faltaba, éste siempre respondía "Una hora" Así nos mantuvo por un largo rato. Cruzamos seis veces el mismo río. No llegaba a la cintura, sino hasta las rodillas. Claro que eso depende de la altura de cada persona. Si mides como metro y medio, lo correcto es que te lleves una balsa.
Pasaron tres horas y seguíamos caminando. El más gordito del grupo se quedó en el camino. Dijo que nos esperaría. "Uno menos", pensé. Una hora después, el mayor de todos se torció el tobillo. Nos asustamos porque estábamos muy lejos de cualquier centro asistencial. "Otro menos", dijo esa voz en mi mente. Pero el señor siguió caminando. Todavía faltaba.
Cuatro horas y media después de comenzar el recorrido, llegamos al destino. La cascada era enorme, con una fuerza tan grande que estando a diez metros de ella, terminé empapado. Había valido la pena caminar tanto tiempo. Pero cuando lo estaba disfrutando, me di cuenta de que todavía me faltaba regresar.
Cuatro horas nos llevó el retorno. Llegamos al pueblo olvidado por la tecnología y las operadoras telefónicas. Tampoco había internet (aunque debí sospecharlo desde un principio) Tres horas después, estaba en mi hogar con la contaminación de la ciudad, sin caídas de agua, pero con mis teléfonos totalmente operativos.

Enviado originalmente el o1 de octubre de 2oo9

4 comentarios:

Alondra dijo...

Hola Ciro! eso no queda por el Edo.Aragua? Es del río Choroní?, bueno como cruzaste varios, supongo que debe ser el nacimiento de alguno, no será por el pico Godazzi, yo visité el parque nacional Henry Pittier.
Perdona la preguntadera, es que disfruto muchísimo de este blog y a mi mente vienen nombres de lugares que todavía son una película de colores en mi corazón.
Un abrazo desde el otro lado del charco.

Ciro David dijo...

Sí, queda en el estado Aragua, precisamente el el límite con Miranda y Guárico.

No crucé varios ríos, sino uno solo muchas veces.

No queda en el parque Henri Pittier, pero el camino es muy parecido. Así que si te secuestran y te dicen que estás en el Pittier, te lo crees.

Pd: disculpa la demora, he estado un poco lento en la visita a los demás blogs. No he visitado el tuyo en semana y media. Me estoy convirtiendo en un mal vecino

Lexy dijo...

Hola, la verdad es que disfruté tu viaje, me has hecho reir un poco e imaginar esos rios para los que yo si hubiera necesitado la balsa jajaja. Por cierto, no dudo que te roben por ahí la idea para una mala pero sangrienta película hollywoodense así que atento para los derechos jejeje. En fin, me encantaría algún día poder conocer tu país y tantos otros maravillosos del sur del continente, por aca en mi gris ciudad tenemos pocos lugares así aunque de vez en cuando me escapo a la naturaleza, aunque claro, siempre segura de que habrá cobertura por que si no me vuelvo un poco loca jajaja. Salu2

periodista lilimar dijo...

que rico vamos a sacar un viaje para alla y hacer un articulo sobre la cascada. que te parece? una evaluación extra curricular. jajaja...