La gente fea debería ser amable


En estos días, una de las dueñas de la revista en la que estoy trabajando me preguntó cómo se llamaba la novia de Shrek. Le recordé que la respuesta es Fiona. Entonces, dijo "¡Ah, Fiona!", después me aclaró que había conocido a una muchacha igualita a la princesa, que sólo le faltaba ser verde.
Entonces agregó "Pero era antipática. La gente fea debería ser agradable para compensar una cosa con otra" Inmediatamente me puse a reflexionar. ¿Debería ser la gente simpática si el físico no le hace el favor? ¿Eso justifica que algunas personas increíblemente atractivas sean tan poco chéveres? ¿Hay un punto en que uno diga "como me he descuidado, mejor me voy portando mejor con el resto"?
Por un lado, sí es cierto que hay gente demasiado fea que es muy agradable. Son esas personas que a primera vista se ven horribles, pero con el trato, se ponen bonitas. Conocerse es como el alcohol: pone bellas a las personas.
Particularmente, tengo amigos que son muy feos, pero de gran corazón (quizás tú estás en la lista y no lo sabías) A ellos les agarré tanto cariño que se me olvida su terrible aspecto físico.
Pensando aún más, pues me puse a reflexionar si esa es la razón por la que existen tantos gorditos bonachones. Esos que siempre andan con un chiste y una sonrisa. ¿Su buen humor se debe a que son gordos y quieren agradar?
Pero aquello de gente fea=gente simpática no es una regla fija. También conozco a gente muy poco agraciada que son malas personas. Ellos desconocen que no harán amigos muy fácilmente porque ni son bonitos que -es lo que atrae primero- ni son agradables. Como Fiona, la del principio.
Aunque quizás el ejemplo más obvio es que yo, que soy tan guapo y humilde, soy buena persona.

Posteado originalmente el o1 de octubre de 2oo9

6 comentarios:

Alondra dijo...

Mire que nos gustan los tópicos jejeje... El hombre como el oso cuanto más peludo más hermoso.
No hace mucho ser gordito era símbolo de buena salud, de tener plata para alimentarse.
Yo recuerdo que los muchachos de la pandilla decían -ah! Gladys tiene una cara bella, pero parece una escoba. Hoy Gladys sería la suertuda porque puede comer dulce y no engorda.
Un abrazo amigo

Marissel dijo...

Es cierto y también ocurre lo contrario, la gente bonita es odiosa, ¿por qué? no lo sé muy bien, creo que piensan "para qué ser chévere si con mi belleza basta" o "soy muy hermosa o estoy muy bueno para hablar con cualquier feo" jajajaja!

quiereteMUCHO dijo...

Bueno, yo soy guapa a rabiar, simpática como la que más y la más lista de todas... ¿insoportable? bueno pero se me perdona. Si es que lo mejor es ser laxo con uno mismo para poder ser bueno con los demás.

Te he conocido a través de laMar.

Me ha gustado mucho tu blog.

Un abrazo

quieretemucho

periodista lilimar dijo...

bueno eso si es verdad yo soy muy hermosa, y simpatica. a principio todos me odian pero despues terminan amamdome. jejeje...

Rodolfo Cuevas dijo...

Ciro David:
Gracias, amigo, por inspirarme con este artículo tan interesante mi entrada de esta noche. Sin duda que,es cierto aquello de que lo esencial es invisible a los ojos, gracias Ciro, un abrazo...

Acuarius dijo...

al leer lo último que pusiste me di cuenta que te pasa como a mi :)