Adiós, Sudáfrica 2010



Se terminó el Mundial de Fútbol. Aunque confieso que no soy un gran amante de este (y uno que otro) deporte, hay muchas cosas que voy a extrañar. Como por ejemplo:

1) Vacaciones en el lugar de labores. Después de pasar un mes viendo partidos de balompié en el horario de trabajo, retomar la rutina será un golpe duro. Será como regresar de navidades y año nuevo.

2) Las vuvuzelas. Ahora ver la televisión será un espectáculo aburrido, sin ese ruido que parece un panal de abejas. Al comienzo parecía molesto (y lo fue hasta el final), pero le tomé cariño. Propongo que así como hay canales HD, haya una versión con vuvuzelas sonando de fondo.

3) Las narraciones por radio. Ya no podré disfrutar o arrancarme los cabellos con los comentarios poco útiles si no tienes la imagen. Algunos como "No, Uruguay no lo está haciendo bien porque así no se toma la pelota. Ahora Forlán la tiene y la.. así se hace, Forlán. Ahora hay que esperar para ver qué hace Alemania"

4) Paul. Lo que en principio me pareció una noticia estúpida se convirtió en el Nostradamus de nuestros tiempos. El pulpo vidente desplazó a noticias -en esencia- más importantes. Incluso se hicieron transmisiones en vivo del molusco decidiendo. Me preguntó qué pasará con él en el futuro. Yo le auguro un buen trabajo como Pulpo del Clima. Aunque supongo que su porvenir sólo él lo sabe.

5) Waka Waka. Esa canción de Shakira de letra incomprensible para mí y que sonó hasta en el soundtrack del ascensor. Casi todos lo tenían de ringtone y se ponían a bailarla, incluso. Un mes después, deben quitarlo porque ya pasó de moda.

6) La irrealidad. Después de pasar cuatro semanas pensando en goles, casi no me preocupaba por la situación económica o la inseguridad. Ahora debo darme cuenta de que todo sigue igual y que no hay deporte que me permita pensar en otra cosa.

7) Las advertencias de desnudos. Cuando supe que Maradona amenazó con quitarse la ropa si Argentina ganaba, deseé que la copa se la llevara otro equipo. No tengo nada en contra de la albiceleste, pero creo que nadie puede ser castigado de tal manera. No hay ojos en este planeta que se merezcan tal espanto. Es decir, ¿por qué no dijo que se pondría a dieta? ¿por qué quería causarme pesadillas?
___
Lea también Adiós, Brasil 2014

Publicado el 13 de julio de 2o1o

3 comentarios:

Nino Del piero dijo...

Si creo que tenes toda la razon.
Y desde El Salvador te saludo, la tierra del primer y ultimo gobierno de la izquerda.

Pero tambien hay que pensar, que la FIFA, nada tiene que envidiar a la mafia de Chicago de los años 1930s..

Su movil es el dinero y no el deporte, y todos caemos en la trampa,y es tan poderosa la FIFA QUE DOBLEGA GOBIERNOS,como sucedio con EL SALVADOR.

Que el estado quizo intervenir en una federacion corrupta, pero no lo pudo hacer, pues la FIFA desconocio al pais Y SUS NEGOCIOS.

Y eso de ser periodista en mi pais, EL SALVADOR,ni existe, hay nos pagan con SAL,-POR ESO SE LLAMAN SALARIOS.

Nos tratan los dueños de los medios como que fueramos pordioseros, y si te salis de la linea editorial un par de veces te despiden!!

Tan es asi, que LA ORGANIZACION DE INTELIGENCIA DE MI PAIS esta formada por periodistas, para que sepas.

Me despido...

nino del piero.

maricarmen dijo...

Comparto contigo todo lo que dices.La amenaza de Maradona,menos mal que no se llevo a cabo.....Hemos vivido un mes de locura colectiva,y nadie penso en la creisis,ni en nada...solo futbol..y tanto dinero de por medio.
Un saludo

Rebecca dijo...

hola Ciro,
sabes que es lo bueno de estos acontecimientos? Nos olvidamos por el tiempo ese de los problemas y problemotas que tenemos que afrentar todos los días. La pobreza es llevadera, la tristeza se aguanta, la impotencia de no poder hacer algo se olvida ...

Como acostumbra a decir un amigo:
"Si no fuera por los momentos de risa y los de hambre, que sería de la vida"?


Un cordial saludo^^