Muñeco_sexy@jotmeil.com


Tener una dirección de correo electrónico es vital en el día de hoy. Para todo te lo solicitan, no hay trámite legal que escape de su petición. Aunque nunca te envíen nada. Sin los correos, no habrían conversaciones triviales como "¿Viste el vídeo del mono que te envíe?" o "Mi computadora tiene un virus desde que abrí un correo que decía que había ganado un millón de dólares"

Es primordial para los empleos y los estudios universitarios. Y aún así hay gente que insiste en usar direcciones poco sobrias. Es decir, si usted está buscando trabajo y su correo es ricaysabrosita@algo.com, despídase de la entrevista

Igualmente, prepárese para la burla general si en medio de la clase, el profesor pregunta "¿Quién me envió el trabajo de VivaNubeluz@correo.com?"

Y es cierto, no es mi problema. Pero alguien debe decir la verdad: nos reímos de esos nombres.
Nada como pedirle el email a alguien y que te diga: grande_grueso@email.com. A menos que muy dentro de él desee ser un actor porno, claro. O que sea su profesión.

El correo es la carta de presentación en muchos casos. Si te llamas Carlos, no crees una dirección que sea CharlieBrown@yajú.com. Coloca algo que sea más representativo, pero sin exagerar. Nada de El_Mister_Serio@imeil.com
___
Publicado el 23 de junio de 2o11

1 comentario:

Scout Finch dijo...

uffff, yo desde la secu tengo uno que no sé que refleje, tevoachingar@imail.... jajajaja. aunque aqui en mexico chingar es otra cosa que podria malinterpretarse alla.
Saludos!