Si yo fuera padre


Si yo fuera padre, haría todo por mis hijos. Los esperaría con ansias y les daría todo el amor que mi corazón pueda alojar. Los querría tanto que les daría pena. Y con gusto lo demostraría frente al mundo.

Si yo fuera padre, les proporcionaría la mejor educación posible. Y no hablo de inscribirlos en la escuela más cara posible. Hablo de sentarme a su lado y enseñarlos a leer, a descifrar las tareas escolares y a conocer las lecciones que la vida da.

Si yo fuera padre, estaría orgulloso de mis hijos. Los apoyaría en sus decisiones para que den lo mejor de sí. Y que cada uno logre su camino bien hecho cuando sean mayores.

Si yo fuera padre, usaría todos y cada uno de mis malos chistes con ellos. Lo haría hasta que desarrollen un sentido del humor interesante y que hagan sufrir a otros. Pero que siempre mantengan un comportamiento optimista frente al mundo.

Si yo fuera padre, les diría a mis hijos que trabajen duro. Les enseñaría que para labrarse un lugar en el mundo, hay que esforzarse. Les mostraría que nada se logra si no te esfuerzas y que cada paso que das hoy repercute en tu futuro.

Si yo fuera padre, los alimentaría muy bien. Le enseñaría como se debe comer y les daría para que prueben de todo. Que conozcan todos los sabores del mundo.

Si yo fuera padre, apreciaría cada una de las fases de la vida de mis hijos. Los consentiría como bebés, los ayudaría a crecer como niños, les pelearía como adolescentes y los esperaría pacientemente en la adultez.

Si yo fuera padre, los abrazaría siempre. No dejaría que pasara un solo día que no sepan que los quiero. Cada momento con ellos sería para atesorarlos.

En fin, sería como mi papá.
___
Publicado el 16 de junio de 2o15

4 comentarios:

blrm13 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
blrm13 dijo...

Qué bellas y emotivas tus palabras. Las tomé como mías porque también tuve un padre así de maravilloso. A Dios gracias soy MADRE y te puedo dar buena fe de que es maravillosamente indescriptible lo que se siente tener dos hermosas bendiciones, pero también puedo decirte que SOY PADRE porque he tenido que cumplir también este rol, pero no me arrepiento para nada, al contrario: agradezco a Dios por haber tenido tanta confianza en mi al colocar en mis manos a un niño y una niña que son dueños de mi vida... Un abrazote para ti y tu papá. Dios te permita ser tan buen padre como ese ejemplo que tienes.

blrm13 dijo...

Qué bellas y emotivas tus palabras. Las tomé como mías porque también tuve un padre así de maravilloso. A Dios gracias soy MADRE y te puedo dar buena fe de que es maravillosamente indescriptible lo que se siente tener dos hermosas bendiciones, pero también puedo decirte que SOY PADRE porque he tenido que cumplir también este rol, pero no me arrepiento para nada, al contrario: agradezco a Dios por haber tenido tanta confianza en mi al colocar en mis manos a un niño y una niña que son dueños de mi vida... Un abrazote para ti y tu papá. Dios te permita ser tan buen padre como ese ejemplo que tienes.

Alondra dijo...

Ojalá y puedes cumplir esos deseos. No obstante la lucha será dura, esas personitas que llegan al mundo sólo te considerarán supermán mientras son niños, luego te cuestionaran y te pelearan cada decisión, aunque lo hagas por su bien. No obstante los hijos son como esponjas, absorben lo que ven y quizás, un día, cuando se enfrenten a la vida reconozcan que incluso tus equivocaciones fueron producto del amor.
Un saludo afectuoso